EJERCICIO DE CLASE. MICROEJERCICIO 2. UN LUGAR PARA EL ARTE

Visiones para Madrid, galería para exponer el Guernica y Mujer Embarazada de Pablo Picasso, Álvaro Siza, Museo del Parque del Oeste, Madrid, 1992.

Las salas de los museos suelen ser lugares neutros, espacios potenciales que pueden ser ocupados por obras diversas de colecciones permanentes o itinerantes. Junto a éstas, existen arquitecturas que se proyectan para contener objetos específicos, recintos expositivos con una función concreta, ámbitos que pueden pensarse atendiendo a un programa sugerente: la investigación sobre la forma de la arquitectura que contiene una obra de arte determinada.

Liberada así de cuestiones relativas a la habitación del espacio, es posible la experimentación sobre la configuración espacial de un lugar en el que el objetivo es descubrir y contemplar una pieza conocida.

El objeto del microejercicio propuesto es el proyecto de un espacio (contenido en un sólido capaz de 10 x 10 x 10 metros) para albergar una de las siguientes obras a elegir:

Las Meninas. Óleo sobre lienzo, 318 x 276 cms, Diego Velázquez, 1656. Museo del Prado.

Autumn Rhythm: Number 30. Óleo sobre lienzo, 266.7 x 525.8 cms.  Jackson Pollock, 1950. The Metropolitan Museum of Art, Nueva York. George A. Hearn Fund.

Night and Day. Acero tintado. 73.5 x 330.0 x 330.0 cms. Alexander Calder, 1964. National Gallery of Australia.

Se valorará la reflexión sobre la percepción espacial, la abstracción, la especificidad y la investigación sobre la relación de la arquitectura y el arte.

Se entregará únicamente una maqueta del espacio propuesto a escala 1:50, construida con un máximo de dos materiales que representen la materialidad del proyecto. En dicha maqueta se incluirá en algún lugar de la misma la información siguiente: un título (o lema) con un máximo de 6 palabras; nombre y apellidos del autor; una memoria opcional con un máximo de 60 palabras.

MICROEJERCICIO 2. UN LUGAR PARA EL ARTE

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: