EJERCICIO DE CLASE. MICROEJERCICIO 1. EL BUEN Y EL MAL PROYECTO

Imagen de la bombilla que Alejandro de la Sota utilizaba en sus conferencias.

“La imagen de una bombilla fue utilizada a veces por Alejandro de la Sota para sugerir algunas cuestiones sobre su manera de entender y producir la arquitectura. Verdaderamente, la consideración de esa metáfora nos ofrece ciertas claves para acercarnos a sus planteamientos.

Esta lámpara incandescente evoca las fuentes de luz y calor, en definitiva de vida. Implica la referencia a un objeto tecnológico con capacidad para transformar hábitos de comportamiento. La superficie envolvente es tersa al tacto como manifestación de una fuerza que viniera del interior (paradójicamente vacío) y su forma, definida con precisión, expresa la necesidad de perfección constructiva. Su transparencia, como valor imprescindible, nos presenta un interior realizado con simplicidad: los filamentos flotando como un tejido etéreo, que manifiesta su condición de objeto liviano en contraste con su intensidad virtual. La cáscara de vidrio muestra, además, que es posible diferenciar un espacio con un mínimo de materia; construir un límite que permita al interior salir al exterior produciendo un halo en el cual la propia pared queda disuelta”.

“ La fidelidad al estilo”. José Manuel López-Peláez. Publicado en Alejandro de la Sota. Arquitecto. C.R.C. Galería de Arquitectura. Barcelona, 1985.

Una bombilla, un kayak, un tepee y una bicicleta son estructuras bien proyectadas.

Habría que saber diferenciar entre proyecto, diseño e invento; entre objeto y artefacto, ocurrencia e idea, complicado y complejo; entre escala, tamaño y proporción. El proyecto puede comenzar con la mirada crítica a nuestro alrededor, una indagación acerca de lo que está bien y de lo que está mal; anotar –o mejor aún, dibujar– en el cuaderno del arquitecto las razones y los porqués.

Imaginemos un catálogo de cosas bien proyectadas y otro de cosas que no lo están o que hay que mejorar y de las que hay que empezar de cero o de las que sería mejor no tocarlas.

Se piden dos páginas con observaciones agudas mediante imágenes y textos para este catálogo crítico.

MICROEJERCICIO 1. EL BUEN Y EL MAL PROYECTO



Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: