¿PUEDE UNA CASA SER UNA OBRA DE ARTE? ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA CASA. Manuel Gallego

Vivienda y estudio para un pintor, Manuel Gallego, Isla de Arousa, Pontevedra, 1979-1982.

Construimos una vivienda, en su sentido más general, para tener un cobijo, satisfacer una necesidad, y lo hacemos pensando que podemos vivir mejor. Esto también quiere decir descubrir más posibilidades para la vida. En ella están las situaciones que ocurren o pueden ocurrir; la creatividad por nuestra parte sería hacer que ello ocurra, provocando situaciones nuevas, abriendo el horizonte del usuario. Para ello es necesario crear ambientes, espacios capaces de sugerir. Formas abiertas susceptibles de múltiples interpretaciones. Las visiones objetuales son pobres, distantes y limitativas. Sus imágenes, si se hacen presentes, limitan y suplantan nuestras interpretaciones. Necesitamos imágenes y formas para olvidar y vivirlas.

Tratamos de espacio vivencial, el espacio de la vida cotidiana, el espacio de los recuerdos, el espacio que acompaña nuestra existencia, que usamos y redescubrimos continuamente, es el espacio de nuestra casa. Espacio privado, espacio donde se puede estar solo. “Donde se puede comunicar con uno mismo”. Bien es verdad que en todo espacio hay algo de esto, algo de vivienda, pero la casa es el espacio privado por antonomasia.

¿Puede una casa, la vivienda, ser una obra de arte?

Parece que la percepción profunda de la obra de arte exige un distanciamiento que el uso y el sentimiento existencial del espacio de la vida no da. Parecen dos planos paralelos. Cuando percibimos uno, no estamos en el otro.

¿Será la privacidad una dimensión subjetiva de todo espacio? Sí, pero es condición del proyecto provocarla. Crear el clima propicio. Su poder complejo de sugerir diferentes cosas ocupa en nuestra existencia un plano distinto al de recrearse en la percepción del objeto.

¿Nos obliga ello a la reconsideración o redefinición de lo que es una obra de arte, estrechando sus lazos con la vida? ¿Será que la obra de arte en la arquitectura tiene una especificidad propia, donde el carácter objetual se pierde o pasa a ser uno más de sus múltiples significados? Preguntas que son en gran medida afirmaciones.

Se trata de llenar de vida una visión conceptual. No sólo su arquitectura es un disfrute conceptual de una pregunta, de una teoría, de la representación de un sentimiento o de una técnica, sino la directa percepción por los sentidos. El olor, el color, la luz; el confort del medio, la facilidad para la vida. Es el poder de sugerencia de todo ello, de recuerdos y vivencias. Es crear y permitir la percepción del tiempo y de estimularnos. Es hacernos más libres. ¿No es esto el terreno del arte?

Nuestros espacios privados son múltiples. La idea de privacidad cambia de una cultura a otra y de una época a otra. ¿Será que la vivienda ya no es un espacio privado? ¿Es la privacidad una dimensión potencial de todo el espacio que usa el hombre? En muchos espacios públicos existen esas cualidades; y viceversa: nuestro reducto privado está asaltado por multitud de referencias públicas y exteriores.

Los espacios más cómodos son aquellos a los que la vida impone menos restricciones al fluir, aquellos que son más ricos en significados, menos pendientes de su propia formalidad y más abiertos a ser interpretados y usados de formas múltiples, capaces de sugerir experiencias ricas llenas de posibilidades. Creo que proyectar una casa es inventar el orden que permita que esto ocurra y construirlo. Lo demás es secundario y debe estar subordinado a ello.

Me gusta fotografiar mi casa con las distintas luces del día y del año, y no es porque la vea hermosa. Hago lo mismo con los árboles; lo hago porque son cosas que quiero, y la foto es como hacer una manifestación de mi vida. Me gustan las casas usadas. Se van haciendo con el uso.

Una casa sólo es habitada, y en cierto modo se acaba, con la vida. Cuando es la casa de otro y veo que está mal usada, la olvido: es como una oportunidad perdida.

Casa Malaparte, Capri, 1940.

¿PUEDE UNA CASA SER UNA OBRA DE ARTE? ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA CASA. Manuel Gallego

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: